Leche de varios machos, hoy en Granada presentación de campotología: La devoción inflamada

Estoy muy contento porque ha llegado al mundo mi nuevo bebé. Tiene ADN de varios padres. Se hizo un batido buenísimo con leche de varios machos. Y no sólo tiene buena pinta, sabe tan bueno como parece. Y todo gracias a La Malvaloca, que se ha montado un berengenal de los buenos. Guille Vellojín y Dimas Prychyslyy han editado un buen libro, original y atrevido, con textos de Óscar Espirita, Juan Cobos Wilkins, Antonio Heras, Fran Roselló, Alejandro Cochero Varón, Álvaro Prados, Tirso Prsicilo Vallecillos y un servidor. Hoy hacemos una primera presentación, así que mientras escribo este post, me pongo los tacones y termino de maquillarme, les cuento que en el bar “El Ojú”, además de mí, estarán dos de los autores antologados: Álvaro Prados y Tirso Priscilo Vallecillos, y uno de los editores: Guille, porque Dimas anda enclaustrada en la Fundación Antonio Gala. ¡Nos vemos en Granada, niñas!

img_1941

“Esta es una literatura que nos compromete con nosotros mismos”: Manuel Moya

Foto: Diario ABC de Sevilla.

Foto: Diario ABC de Sevilla.

Este es un libro cautivador. Israel hace un ejercicio de riesgo, de introspección muy interesante. Me siento muy congratulado de que aparezcan libros como este, autores como Israel que se la jueguan. Este es un gran paso para el autor. Esta es una literatura que nos compromete con nosotros mismos.

»Esta novela vive porque el lector que se enfrenta al texto nunca sabe lo que va a ocurrir cinco páginas más allá. Y eso es tan cierto como la vida. El desasosiego impera en la historia y abre una grieta a lo largo de la novela. Es una extraña selva en la que no sabes qué vas a encontrar, una maleza de magnífica e intensa incertidumbre en la que se avanza a través del tú, como Dante, pero en un infierno personal; el hombre agitándose en el bote, intentando salir de la vida, del desamor, de las formas concretas de la narrativa, hasta encontrar un templo en lo más profundo de su ser. Una selva en la que hay muchos claros que nos llevan a encontrar el sentido; la claridad en esta obra es tan intensa como su capacidad para generar la sensación de irresolución, pérdida o descontrol.

Manuel Moya, narrador y poeta. Miembro del jurado que falló el Premio Andalucía Joven de Narrativa 2015 a la novela Curso de belleza, amor y sexo.

Wow, ¡gané!

Lo digo casi todo en el vídeo. Me tiemblan las manos al escribir, así que escribiré poco. Me hace muy feliz saber que podré compartir con todos ustedes mi más reciente trabajo narrativo. ¡Qué chido se siente! Merece la pena luchar por las pasiones y los sueños. La lucha es difícil y hay que tener paciencia, pero sobre todo hay que confiar en uno mismo y no quitar el dedo del renglón, aferrarse a su fe, sea ésta de la naturaleza que sea, y creer que un día el trabajo rendirá fruto.

Recibí la noticia al medio día. El corazón se me salía por la boca. Sigo sin creerlo. Ya pude hablar con el editor y toda la cosa. Me adelantó que para febrero, más o menos, tendría que haberse publicado el libro. Mañana se hará oficial la noticia en la prensa local y tal vez nacional. Yo, que no puedo contenerme, se los digo ya porque quiero celebrarlo con los amigos y la familia, así como con aquellos, pocos pero no menos importantes lectores de mi blog.

Lo celebro también con el punto fijo del techo, al que siempre miro y el que nunca me abandona. Qué grandeza la de aquel punto fijo del techo.

Pronto más noticias.