Medinat al-Zahara

Medinat al-Zahara es considerada como uno de los principales yacimientos arqueológicos de España y Europa de época medieval, tanto por su extensión (112 hectáreas), como por su trascendencia histórica (capital política y administrativa de al-Andalus durante buena parte del sigo X) y máximo ejemplo de la plasmación material de la presencia musulmana en la Península Ibérica y del alto nivel cultural alcanzado por ésta. Así, el impresionante despliegue técnico y los cuantiosos recursos invertidos en la construcción de la nueva capital de los Omeyas de Occidente, todavía hoy, nos sobrecoge y nos asombra a medida que la investigación arqueológica avanza con el objetivo de conocer y valorar en su justa medida esta compleja ciudad cargada de un fuerte valor simbólico, escenario político del nuevo régimen califal instaurado por Abd al-Rahman III.

Lo actualmente excavado constituye sólo una décima parte de la extensión total de la ciudad intramuros, correspondiendo al sector central del Alcázar, que aparece dividido en dos grandes ámbitos urbanos: uno público y “administrativo” al este, donde se ubican los edificios de gobierno y representación, y otro privado al oeste, donde se emplazan las viviendas de la población más importante del palacio.

Indígenas en México: sociedades del siglo XXI en movimiento

  • Se presentó una monografía en la que se explica cuáles son las condiciones actuales de la comunidades indígenes en el país

Por Israel Pintor

DISTRITO FEDERAL, México, 13/11, (N22).- ¿Quiénes son los indígenas de México? ¿Cuántos son? ¿Cuántos diferentes pueblos indígenas existen en nuestro país? ¿Cómo podemos distinguir a quienes son indígenas de quienes no lo son? ¿Qué es lo que hace indígena a un indígena? ¿Cómo debemos llamarlos, indígenas o indios?

Estas y muchas otras preguntas invaden actualmente el imaginario social mexicano. Basta reflexionar en el sentido e intención de cada una de ellas para medir el grado de ignorancia y desatención que, generalmente, se tiene para con el tema.

Por esta razón, la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CID), antes INI, en colaboración con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD-México), se dio a la tarea de crear la monografía Los Pueblos Indígenas de México, Pueblos Indígenas del México Contemporáneo.

Dicho estudio elaborado por el investigador Federico Navarrete, se presentó la noche de ayer en el auditorio Alfonso Caso del edificio de la CDI (Av. Revolución 1279), como parte de la celebración de los “60 años con los pueblos indígenas”.

La mesa de presentadores se conformó por Diego Antoni, oficial de programas de PNUD-México; Arnaud Peral, representante residente adjunto del PUND-México; Prisciliano Jiménez Rosales, titular de la Unidad de Planeación y Consulta de la CID; Benjamín Lucas Juárez, director general de investigación; Cecilia Salgado Viveros, subdirectora de Estudios y Vinculación de la CDI; Leïla Oulhaj, coordinadora del Proyecto PNUD-CDI; y el autor.

“La publicación de esta monografía es uno de los resultados de la colaboración entre las instituciones participantes y forma parte de la celebración de los 15 años de trabajos conjuntos” anunció P. Jiménez.

Este libro “es una mirada al pasado, presente y futuro de los pueblos indígenas, una aproximación muy significativa del conocimiento de la gran diversidad de pueblos indígenas, sin reforzar la idea del indígena como parte del pasado mexicano y, más bien, esbozando la realidad indígena desde varios puntos temporales”, explicó el autor.

La monografía, que compila en trabajo de prestigiosos investigadores antropólogos y sociólogos, ofrece el reconocimiento de una sociedad indígena en constante movimiento, en constante cambio, dijo Federico Navarrete y agregó: “con este trabajo podremos conocer cómo se reinterpretan las distintas religiones indígenas, cuál es la situación económica indígena y sus diversas problemáticas en el contexto nacional actual, entre otros aspectos.

“Tengo la esperanza de que esfuerzos como éste, ayuden a disolver muchos de los prejuicios que permean la realidad indígena mexicana. La intención era romper las barreras de ignorancia que dividen a las sociedades mexicanas. Había que plasmar la realidad indígena, no como una realidad estática, sino dinámica en un momento sociocultural muy crítico.

“Este estudio nos permite entender cómo es ser indígena en el siglo XXI y cuáles son las diferencias de las circunstancias que estas comunidades vivían en otros momentos históricos, así como reconocer a las culturas indígenas como culturas vivas, en constante evolución y contradictorias como son todas las sociedades.

“No podemos hablar de los indígenas como una realidad aislada del resto del país. Muchas de estas culturas dependen de las relaciones establecidas con la otredad, así como también las sociedades no indígenas dependen, a su vez, de otras comunidades sociales.

“éxico es un país de minorías no sólo indígenas. Esto nos convierte en una gran sociedad pluricultural, en la que el respeto a la diversidad es el valor moral fundamental para el desarrollo democrático” aseveró el investigador.

Los Pueblos Indígenas de México, Pueblos Indígenas del México Contemporáneo ya está a la venta en todas las librerías EDUCAL del país. Para más información, visita http://www.cdi.org.mx

08/MAG

Publicado en Noticias 22

60 años de una política de estado indigenista

  • Se reinauguró el edifició de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) con una exposición fotográfica que da cuenta de la historia de este instituto

Por Israel Pintor

DISTRITO FEDERAL, México, 10/11, (N22).- En 1994, el movimiento neo-zapatista de Chiapas cimbró la conciencia nacional sobre el rezago que prevalecía en la atención de los pueblos indígenas.

El advenimiento de nuevas circunstancias democráticas favoreció que en el 2001, el Congreso aprobara una reforma constitucional en materia de derechos y cultura indígenas, que se contiene fundamentalmente en el Artículo Segundo Constitucional. Dicha reforma dio lugar, en 2003, a la Ley que crea a la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), sobre la base del Instituto Nacional Indigenista (INI).

“La historia de la institución indigenista del estado mexicano es un largo camino de aciertos, hallazgos, retrocesos y avances, y sobre todo, de muchos pasos que han dejado huella en la larga lucha de pueblos y comunidades indígenas por la superación de sus rezagados materiales y por el respeto a sus derechos.

“Justo es destacar el impulso humanista que dio lugar, en 1948, a la creación del INI, con el doctor Alfonso Caso al frente, así como el encomiable aporte que a la causa indígena hicieron, desde sus particulares perspectivas, personas tan diversas como el doctor Gonzalo Aguirre Beltrán, el antropólogo Arturo Warman y el escritor Juan Rulfo, por mencionar sólo algunas destacadas figuras que dieron fortaleza al INI”.

Con estas palabras, Luis H. Álvarez, director general de la CDI, dio inicio al programa de conmemoración de los “60 años con los pueblos indígenas” y la reinauguración del edificio de esta institución.

Esta celebración inició hoy a las 11 de la mañana en las afueras del auditorio Alfonso Caso de la CDI (Av. Revolución 1279) con la participación de la Banda de niños de Santo Domingo Tepuxtepec, Oaxaca, con un recital de música Mixe.

Luego del concierto musical que duró aproximadamente una hora, las jornadas conmemorativas continuaron con el izamiento a la bandera y la develación de la escultura La dualidad, de la artista plástico Beatriz Caso; los honores fueron hechos por Ernesto Javier Cordero Arroyo, presidente de la Junta de Gobierno de la CDI y secretario de Desarrollo Social; estos actos se llevaron a cabo sobre la avenida Alfonso Caso, a un lado del estacionamiento del edificio de la CDI.

Posteriormente, se desarrolló en el vestíbulo una ceremonia indígena de bendición para los presentes y el edificio reinaugurado. En ella participó el comité conmemorativo conformado por el mismo Ernesto Cordero Arroyo; Andrés Galván Rivas, presidente de la Comisión de Asuntos Indígenas del Senado de la República; y Marcos Matías Alonso, presidente de la Comisión de Asuntos Indígenas de la Cámara de Diputados.

Enseguida, Luis H. Álvarez y Ernesto Javier Cordero Arroyo, cortaron el listón inaugural frente al auditorio Alfonso Caso, para dar paso a la develación de una placa conmemorativa dentro del auditorio, donde se conformó una mesa de presídium conformada por las personalidades antes mencionadas y a la que se adjuntaron Juan Sánchez, presidente de las Comisiones de Asuntos Indígenas de Senadores y Diputados; Prisciliano Jiménez Rosales, titular de la UPC; Xavier Abreu Sierra, titular de la UCE; y José Guadalupe Cadena Velázquez, coordinador general de Administración y Finanzas del CDI.

Ulteriormente, el concurrido comité invitado visitó la “Librería México Indígena”, dirigida por Rebeca Anaya, donde se les obsequió el libro 60 años de memoria visual con los pueblos indígenas.

Más tarde, el comité y los demás asistentes dieron un recorrido por las cuatro bóvedas climatizadas, a cargo de Silvia Gómez y Julio Herrera, responsables de Fototeca y Fonoteca de la CDI, respectivamente.

La CDI concentra en siete acervos poco más de 450 mil materiales y personal técnico especializado, con la tarea de salvaguardar la memoria histórica de los pueblos indígenas contemporáneos. Desde 1951, el Acervo de Arte Indígena inició sus labores junto al Museo Nacional de Artes e Industrias Populares del ex INI.

La riqueza de estos acervos no solo está plasmada en la cantidad de piezas con las que cuentan, sino en la variedad de formatos y soportes en los que se conserva esta información: piezas de arte, fotografía, cine, video, mapas, audios, documentos de papel y libros, dan cuenta de las historias de los 62 grupos indígenas del país, todo esto encaminado al estudio y aplicación de políticas públicas que beneficien a la población indígena mexicana.

La materialización de ideales creados por intelectuales como Alfonso Caso, Juan Rulfo, Nacho López y Gonzalo Aguirre Beltrán, entre otros, son cuerpo y columna vertebral de cada uno de estos acervos.

Sucesivamente, el comité visitó la exposición-montaje ?Fotografía de 60 años con los pueblos indígenas? ubicada en la sala de consulta, ubicada en el primer piso del mismo edificio. El evento finalizó con una degustación gastronómica Purépecha.

Esta celebración se extenderá hasta el próximo jueves 13 de noviembre. Se realizarán, entre los eventos más destacados, la presentación del libro: 60 años de memoria visual con los pueblos indígenas, donde participará Carlos Montemayor, Francisco Noriega y César Ramírez, el día 11 a las 6 p.m. en el mismo recinto; la presentación del Programa Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas que realizará Felipe Calderón Hinojosa, Presidente Constitucional del país, en una comunidad indígena del estado de Puebla el día 12 de noviembre; la presentación del Libro monografía Nacional de los Pueblos Indígenas, a realizarse el mismo 12 de noviembre, a las 6 p.m. en el mismo auditorio y en la que participarán los comentaristas Arnaud Peral, representante Residente Adjunto de las Naciones Unidas en México; Federico Navarrete Linares, autor del libro y; Benjamín Lucas Juáres, director general de Investigación del CDI; finalmente, la realización del cine debate:

“El cine Indigenista (1958-1990)”, con la presentación de las películas: Todos Somos Mexicanos, de José Arenas; El papel de San Pablito, de Federico Weingartshofer; y La vida de una familia Ikood, de Teófila Palafox, con la participación de los comentaristas Carlos Zolla, Federico Weingartshofer, Juan Francisco Urrusti y Luis Lupone.

“Esta conmemoración, nos da la oportunidad de celebrar la diversidad de nuestros pueblos, porque es actitud equivocada caracterizarlos sólo desde la perspectiva de todo aquello de lo que carecen.

“La cultura indígena no sólo se preserva en los museos o en los códices, donde, por cierto, prevalece indeleble el testimonio de su grandeza pasada y actual.

“El saber y la cultura indígenas son una herencia viva.

“La diversidad lingüística y cultural de nuestros pueblos tiene múltiples formas de expresión y sus cosmovisiones guían todavía el rumbo de sus hombres, mujeres y niños, que buscan participar de mejor manera en el desarrollo económico de nuestros días, preservado su identidad.

“Por eso, me congratulo de que esta conmemoración sea marco para las diversas expresiones culturales que han de exaltar la aportación indígena a la singular imagen con que se distingue a México en la comunidad de naciones”, concluyó así el discurso del director general de la CDI.

08/MAG

Publicado en Noticias 22