Conviértete en un creador de contenidos para vender tu ebook

ISRAEL PINTOR / IBEROAMÉRICA EBOOKS.- Los escritores, hoy en día, no sólo escriben libros. También son creadores de contenido. Si estás leyendo esta entrada ya habrás superado las crisis que plantea el cambio de paradigma editorial, y seguramente no eres el tipo de autor que se queja de lo raro y difícil que resulta hoy en día ser un escritor (independiente o no). Por cierto, ¿cuándo ha sido fácil ser escritor o tener éxito en cualquier empresa, llámese escribir o no? Si ya has superado la crisis, ¡enhorabuena! Pero si aún no, y te muestras curioso por conocer mejor toda esta serie de novedades de la industria editorial, te conviene seguir leyendo.

Para empezar te diré una cosa importante: hoy da igual si autopublicas o publicas tu obra con un sello editorial. La realidad es que muy pocos sellos tienen la habilidad, los medios y recursos humanos suficientes para darte a conocer y crearte una base de lectores o una reputación. No significa que los departamentos de marketing de las editoriales ya no se dediquen a conseguir dichos objetivos para sus autores. Significa que, conforme va transformándose la industria editorial, es cada vez más común que dichas tareas recaigan, sobre todo, en el propio autor. Y si eres un autor independiente, lo llevas claro: a ti te toca hacerlo todo.

Y es que, aunque a muchos les resulte irritante o desagradable, la realidad es que los autores de nuestro tiempo escriben también para construirse una base de lectores y crearse una reputación, objetivos que tarde o temprano terminarán convirtiéndose en ventas de sus libros. Digo que para algunas personas esto pueda resultar irritante o desagradable, porque las normas de la industria editorial, antes de la llegara del ebook a nuestras vidas, relegaban las acciones de crear una base de lectores y una reputación para un libro o un autor, al departamento de marketing de un sello editorial.

Un creador de contenidos, a diferencia de un escritor común que sólo se dedica a escribir ficciones, ensayos o poemas, genera contenidos relacionados con la materia que domina o el universo en torno a sus obras, y los difunde a través de diferentes canales de comunicación. ¿Qué canales? Fácil: su blog, YouTube, Twitter, Facebook, etc. Todos ellos son vías a través de las cuales hoy es posible establecer contacto directo con los lectores.

¿Cuáles son los beneficios de convertirse en un creador de contenidos?

Tu contenido (nombre, marca y producto) puede ser redifundido por miles de personas. Un creador de contenidos, a diferencia de un escritor, consigue que sus textos, imágenes, audios o vídeos (que generalmente están vinculados con su nombre, marca o libros en venta) se compartan con lectores potenciales que usan las Redes Sociales y lleguen así a muchas más personas, extendiendo tus posibilidades de interacción directa ante miles, al mismo tiempo. Alcanzando como consecuencia final, a mediano o largo plazo, que dichos lectores compren las obras que tienes publicadas o autopublicadas.

Piénsalo. ¿Por qué compartes contenidos de alguna personalidad: bloguero, fotógrafo, pintor, ilustrador, comediante o escritor que crea contenidos? Simple: deseamos que nuestros amigos, nuestra red de contactos, nos conozca un poco más a través de aquellos contenidos que nos gustan; creamos así una suerte de identidad virtual que nos hace quedar bien y construye una imagen de nosotros ante los demás. Reputación. Pues bien, al compartir tus contenidos, los usuarios de las Redes Sociales, además de construir su propia identidad, construirán tu reputación, mejorándola en la medida en que tus contenidos sean bien recibidos.

Además, un creador de contenidos consigue compartir su proceso creativo y su estado de ánimo, permitiendo así que sus lectores establezcan un tipo de vínculo más emocional e íntimo en menos tiempo. Efecto que difícilmente se consigue sólo a través de los libros que pueda haber escrito y venda. El tiempo necesario para establecer un vínculo emocional e íntimo con un libro, es bastante amplio comparado con el tiempo necesario para establecerlo con el post de un blog, por ejemplo.

¿Cómo convertirse en el mejor creador de contenidos?

Lo primero es comulgar con la idea de que tu objetivo como creador de contenidos es construir una reputación en línea que sea consistente, positiva y atraiga a editoriales y lectores. Ser creador de contenidos es sinónimo de ser competidor en la guerra de la visibilidad. Si estás en Internet, existes. Pero junto a ti existen miles más. ¿Cómo destacar? Bueno, para ello hay que echar mano de algunas estrategias, entre las que priorizo tener un blog donde publicar todos los contenidos que generes. ¿Tener contenido pero no continente? Es ilógico. Aunque se pueden y, en algunos casos, se deben producir contenidos que se ajusten a los estándares de las diferentes Redes Sociales, lo mejor es centralizar la atención del tráfico, venga de donde venga, hacia un mismo punto: tu blog o página web. De este modo podrás hacerte una idea más clara de quiénes consumen tus contenidos y podrían consumir tus libros, además de saber cuándo, desde dónde y cómo prefieren hacerlo. Dicha información te será útil para diseñar nuevos contenidos que satisfagan sus preferencias.

Ahora bien, para convertirse en un estupendo creador de contenidos, te recomiendo seguir estos pasos:

Define objetivos específicos

Ya se ha dicho cuál debería ser tu objetivo principal. Pero no está de más agregar una serie de objetivos menos generales, de modo que puedas construir un plan de generación de contenidos que traiga consigo resultados medibles. Por ejemplo: 1) publicar una entrada semanal en tu blog, 2) alcanzar un número determinado de seguidores en Facebook o Twitter a lo largo de un año, 3) conseguir un número determinado de visitas mensuales en tu blog, 4) conseguir un número determinado de suscriptores para tu blog, de modo que puedas crearte una base de datos de lectores potenciales. Los objetivos más realizables son los que tienen fecha de caducidad.

Identifica cómo es el lector al que vas a dirigir los contenidos

En marketing esto suele ser llamado target o público objetivo. Si conoces cómo es ese lector, podrás generar contenidos que sean fácilmente digeribles y atractivos para ese tipo específico de lector. ¿Qué edad tiene? ¿Cómo es su personalidad? ¿Qué aficiones tiene? ¿Cuáles son sus gustos? ¿A qué se dedica? ¿En qué suele gastar su dinero? Tener siempre presente para quién escribes, sumará puntos a la efectividad de tus esfuerzos por atraer lectores y editoriales, cuánto más preciso seas, mejores serán los resultados.

Cuida tu imagen digital

Te guste o no, los usuarios y lectores asocian la calidad de un producto o servicio con la imagen que proyecta. Si no es perfecta, no confiarán en el producto o servicio y por tanto no lo comprarán. ¿Triste? Sí. ¿Cierto? Como la luz del sol que hace amanecer todos los días. Y no vas a cambiar esa realidad sólo porque sea triste y no te guste. Un error común de autores (independientes o no) es no cuidar su imagen digital. Tu blog, perfiles en Redes Sociales y libros deben tener una imagen apetitosa, impecable y coherente. Hablo del envoltorio de un producto. Si tu envoltorio no es bonito y atractivo, por valioso y bueno que sea el producto, nadie te comprará.

Ayúdate observando cómo lo hacen otros escritores (fíjate en la estética de sus blogs y páginas web, estudia las portadas de sus libros). Toma apuntes de todo lo que creas que puede funcionarte. No temas consultar a un profesional del diseño gráfico. Eres como una empresa. Debes dar una imagen profesional. No está de más que generes una imagen corporativa, un logotipo, que uses patrones o tipografías específicas, etc.

Aprende a persuadir sin caer en el error de crear anuncios disfrazados

¡Eres un escritor! Esta es la parte más divertida y emocionante. Para ti será pan comido porque escribir para ti es tan sencillo como nadar para un pez. Recuerda que debes poner especial atención en la calidad de los textos, imágenes, audios o vídeos, así como en el valor añadido que aporten. Dichos contenidos tienen la finalidad de atraer lectores que compren tu libro o editoriales que quieran apostar por tu talento. Los contenidos que generes deben aportar un valor añadido más allá de recordarle a los lectores y editores que deseas que tu libro se venda y tu talento sea recompensado. Es decir, no generes anuncios publicitarios disfrazados. Genera contenidos de calidad que tengan la cualidad de persuadir la compra. Y ten en mente una cosa, la compra es una acción que no todos los lectores de los contenidos que generes, terminarán por hacer. Es decir, no comprarán tu libro todos los lectores que sigan tu blog y compartan tus contenidos. Pero gran parte, en la medida en que procures tu relación con ellos y no dejes de recordarles que tu trabajo merece la pena, tarde o temprano se decidirán a probarte.

A pesar de que escribir se te de genial. Puede que no tengas mucha práctica creando contenidos que persuadan a la compra. Dicha técnica es llamada por los especialistas en marketing: copywriting. Familiarízate con ella. El marketing de contenidos, que es de lo que vengo escribiendo desde que empezó el post, se basa en la creación de contenidos de gran calidad y valor para un público objetivo. El copywriting es la técnica de escritura para hacer esos contenidos más atractivos.

Familiarízate con Google y las estrategias SEO de posicionamiento en buscadores

Google es el rey del mambo en Internet. Tienes dos opciones: o sigues sus reglas o sigues sus reglas. ¿Te quedó claro? Por ello no es una pérdida de tiempo que aprendas y apliques sus reglas cuando generes contenidos. Existen una serie de tips que te ayudarán a crear un artículo fácil de leer para Google y para tu lector: como usar palabras clave adecuadas, escribir buenas introducciones, organizar las ideas de un texto, etc. El SEO no es otra cosa que saber usar las palabras justas para ayudar al usuario de Internet a encontrarte cuando te busque a través de Google. Te recomiendo usar alguna herramienta de evaluación de palabras o conceptos clave como buzzumo.com o topsy.com

Elige las Redes Sociales adecuadas para ti

Quizá todas lo sean, quizá no. Explorando las redes descubrirás que par autores de ficción, las más usadas y efectivas son Facebook, Twitter, Google+, Goodreeds, Pinterest e Instagram. Para autores de no ficción: Facebook, Twitter, Google+ y Linkedin.

Considera seriamente tu entrada en Goodreeads. Pertenece a Amazon, y es una red de lectores y escritores con muchísimos usuarios que te ofrece todo el poder comercial de Amazon. A pesar de estar exclusivamente en inglés, merece la pena entrar, pues, junto a Google Books, se ha convertido en una de las bases de datos sobre libros más importantes del mundo. En la que además de compartir lo que te gusta leer, puedes hacer reseñas o recomendaciones sobre cualquier obra. Si eres autor y tienes libros a la venta, deberías asegurarte de que existe una ficha bibliográfica de tu obra en dicha red, y si no existe, ¿qué esperas para crearla? Como todas las redes sociales, tiene sus reglas. Puedes usar esta guía.

Algunas otras redes para promocionar libros y contenidos: quelibroleo.com, boolino.com o tulabook.com, aunque son menos relevantes que las arriba citadas.

Establece un calendario de producción y difusión de contenidos

Podrías perderte fácilmente y no ser capaz de mantener un ritmo de escritura que te ayude a cumplir tus objetivos. Crea un calendario para programar tu actividad productiva. Organizarte así te ayudará a saber qué artículos debes escribir y cuándo debes publicarlos. Evita distracciones y quédate con las ideas más importantes. Si eres constante, tus seguidor terminará por ser siempre fiel, se convertirá en tu fan.

Consigue visibilidad más allá de tus propias fronteras

Crea contenidos para otros blogs o páginas web. Debes crear contenidos para tu blog, por supuesto, pero publicar contenidos en los blogs de otros escritores o personas influyentes de tu sector sumará visitas a tu propio blog. Atraerás su tráfico.

Mide los resultados

Cada que publicas algo aumenta la sed de tus lectores. No te olvides nunca de apagar su sed. Si dejas de hacerlo, irán a buscar agua a otro lado. Y el único modo de sabe si estás apagando la sed de tus lectores, es midiendo los resultados de tus esfuerzos.

El mundo del marketing digital y de la autopromoción de un autor, es un mundo aún bastante pantanoso. No se trata de una ciencia cierta que garantice resultados en un tiempo determinado. El marketing de contenidos es un ejercicio que pondrá a prueba tu resistencia y capacidades para atraer la atención de lectores. No siempre acertarás, eso está claro. Pero si persistes terminarás por alcanzar el éxito. Desecha todas aquellas acciones y estrategias que, habiéndolas evaluado, no te ayudaron a conseguir tus objetivos, y dedica más tiempo y esfuerzo en todas aquellas que sí lo hicieron.

Sigue escribiendo y publicando libros

Eres escritor. Déjate las yemas de los dedos en el teclado. Si quieres tener ingresos por las ventas de tus libros y sólo tienes un libro a la venta, lo tienes muy difícil. Si escribes y publicas con frecuencia, siempre tendrás nuevas ideas que compartir e historias que contar, sumando oportunidades para conectar con tus lectores potenciales, quienes podrían terminar comprando tus libros.

Pensarás que dedicarte a crear contenidos con los objetivos antes marcados te restará tiempo para la escritura de tus proyectos creativos o literarios. Puede que tengas razón, pero si realmente aspiras a vivir de lo que escribes, tendrás que sacar tiempo para escribirlo todo. La idea que voy a usar a continuación, más allá de hacer apología de la religión, busca ponerte un ejemplo: el otro día escuché a un feligrés decir al sacerdote: “Padre, no tengo tiempo de rezar”. Y el sacerdote le contestó: “Si no tienes tiempo de rezar, dedica a rezar el tiempo que ahora dedicas a comer… verás que tarde o temprano también sacas tiempo para comer.” ¿Quieres ganar dinero con lo que escribes? Tendrás que sacar tiempo para escribir, tanto, que puedas no solo producir libros, sino todos aquellos contenidos que te ayudarán a conseguir lectores y reputación.

¿Ser creador de contenidos me ayuda a vender mi ebook?

En la época de Internet, el contenido es el rey. Si dominas las técnicas de producción de contenidos y las aplicas con astucia como estrategias de marketing, estarás aprobando una asignatura obligada para cualquier escritor del siglo XXI. Si no estás seguro aún, pregúnteselo a Eva García Sáenz de Uruturi, Marcos Chicot, Mikel Santiago, Mercedes Pinto, Enfermera Saturada, Gabriela Literaria o Luis Jiménez, todos autores de éxito.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s