No soy pesimista

¿Y si el avión se cae? O, ¿si lo secuestran? ¡Seguro existen más bolivianos confundidos! Quizá alguien quiera vengarse de Zapatero, o de Brown. ¿Osama bin Laden seguirá enojado con los españoles: se le ocurrirá mandar de nuevo a sus banda de Al Qaeda?

No dejo de ponerme nervioso, ansioso y triste. Todavía no me voy y ya empiezo a extrañar a mi gente: la familia, los amigos y enemigos. Me tiemblan las manos, me late fuerte el corazón.

Siento que abandono a mis libros. Los miro, apilados en el librero y siento que me castigan con la indiferencia de sus lomos, anhelantes de que los abra ante mí y escriba algo en sus hojas, o reaccione feliz, asombrado, indignado por sus letras.

Me angustia perder las maletas en el aeropuerto. Perder el avión en Londres por no saber transbordar. O no llegar a Londres sino a Frankfurt, donde menos gente habla inglés y más probabilidades hay que nadie entienda mi pésima pronunciación, o nadie hable español. Estar tan solo también me asusta, perder el pasaporte. Dejar de atender la lectura del libro que habrá de acompañarme, pensar en lo lejos de mi país.

¡Pinche crisis económica de mierda! ¡Chingada construcción del metro en la ciudad! ¡Pinche desempleo! ¡Puto malinchismo! ¡Estúpidas empresas mediáticas! ¡Hambre desgraciada!

Mamá llora no porque me voy, sino porque no sabrá cómo lidiar con tanto tiempo para ella misma: me intranquiliza. Aún me creo incapaz de saber responsabilizar a papá de ello, aunque sé que otra cosa más sensata no puedo hacer. ¿Y si se deprime más de la cuenta?

No quisiera perderme un año de Aleida, no verla crecer, caminar sin tropezar, hablar mejor y seguir de caprichosa. Siento en lo profundo una sensación jodona de lamento, por no vivir junto a mi hermano el inicio de su nueva y reluciente vida en familia, con su nueva casa y su nueva nena y su esposa adorada y toda la cosa.

¿Y si el avión se cae al mar? No quiero morir ahogado, o quemado porque se incendie si explota a medio camino. O devorado por un maldito tiburón, o carcomido por la histeria de vivir todo eso. Y no soy pesimista; pienso lo peor porque, regularmente, es lo que me pasa.

¿Será verdad que unas estampitas, absoluciones con tierra de panteón y un calzón usado podrán protegerme?: bendita seas, Karen Wallker.

Anuncios

13 comentarios en “No soy pesimista

  1. El pesimista es un optimista informado, nada más, jajaja.

    Una vez que hayas superado todos estos escollos que seguramente no te pasarán, escribe todo lo que te suceda aquí o en tu blog para mantenernos informados de tus aventuras.

    Así te vamos a extrañar menos…. Más información

    Mucha suerte y un abrazo.

    G.

    Me gusta

  2. cha ¡¡¡ no te angusties en Frankfurt hablan inglés, si se te pierden las maletas demandas a la aerolinea, no van a secuestrar ningun avión, yo estaría mas anguistiada por no entenderles a los de Córdoba ¡¡

    Me gusta

  3. Guillermo: Así lo haré…. Y videos y fotos… El reality completo!!!

    Marisol: JAJAJAJA…. No había pensado en el terror del acento cordobés… Tienes TODA la razón, ese debería ser mi mayor miedo… Lo voy a anexar a la lista!!!

    Me gusta

  4. Muy importante, saber que eres un ser de carne y hueso, con una mente creativa, con deseos y miedos…
    Lo unico es que recuerdes y tomes este “Voyage” como una experiencia mas en tu creatividad y que no olvides que estos nuevos retos, siempre vienen cargados de nuevos sentimientos, positivos y negativos…pero pasaran en cuanto tu creatividad, que es tan increible, empieza a adaptarse y a quitar de enmedio los retos que estan frente a ti en tu camino…
    Buen viaje y disfruta, que tienes muchas armas a tomar…
    Abrazos!

    Me gusta

  5. No sea puto y aguante vara. Todavía ni llega y ya está de chillón. Espérese a que vea la manducatoria. Si se pierde ahí me habla y voy por usté a Barajas.

    Dicen que lo del calzón usado es efectivo pero tiene que ser de Juanio el de Iztapalapa.

    Me gusta

  6. … Y si te lame la vaca o te caen ladillas andaluzas. Y si tienes un hijo, y si te vas de putas y conoces a la verdadera Agrado de Almodovar. O te coges a (MI) Miguel Bose (te mato), y si en vez de Frankfurt llegas Tiki-Tiki con un mar alucinante lleno de él mismo, en vez de furibundas porquerias neoclasicas alemanas. Y si un gitano te dota con el don de encontrar la belleza inerna, y si… la gran puta o el armagedon??? ¿QUÉ DE MALO HAY? No eres pesimista, eres el pinche controlador de siempre que teme a ultranza que algo salga fuera de su mania de control.
    Tu diviertete y lee a Faulkner, alejate de los puentes y camina o corre de la desgracia europea, que esa es un remedo. No hay desgracia más genuina que la mexicana.

    Te quiero a calzón quitado.

    No te preocupes por nada… sólo de enamorarte… hahaha (leease con malicia descarada)

    Me gusta

  7. si no sales no te pasara eso. mejor deja de tener miedo y sal. quieres ser escritor, no? la toda literatura no se hace en casa. yo si fuera tú mejor pediría que me sucediera todo lo que se pueda, bueno y malo, malo y bueno, en la forma y órden que se pudiera. pienso que en un futuro lo vas a agradecer. en cuanto a los libros, ya te veré; allá no te la vas a acabar.

    Me gusta

  8. Vaya!! recuerda amiguito que sólo una cosa vuelve un sueño imposible: el miedo a fracasar. Así que permitete vivir, que seguro estoy que lo que encuentres lo sabras enfrentar y tanta vivencia permitira enriquecerte más además, me encantara leer esas travesias.
    No estas solo y auqnue no estemos ahí personas como tú siempre se rodean de gente, interactua y veras que rico regresas! :-)

    Me gusta

  9. Asunto: Tú tienes un sueño

    Isra. Leí tu nota “No soy pesimista” y me hiciste pensar en algo que te quería compartir el día de tu fiesta [a la cual ya no pude ir por berrinches de Oscar].
    Pero bueno, como una persona que ya ha vivido fuera de su país, en un lugar del mundo donde nadie me conocía y yo no conocía a nadie, te tienes sólo a tí mismo. Eventualmente harás amigos en España y extrañarás cada vez menos México aunque al inicio te raro el cambio cultural.
    Por todo ello, esto es lo que te tenía que decir: Nunca dejes de confiar en tí mismo, si lo haces entonces estarás perdido (lost in translation, even when there people talk Spanish too). Israel, recuerda que hay esperanza dentro de tí y hay un sueño que persigues y que te ha llevado hasta España.

    Mucha suerte. Diego

    Me gusta

  10. No te angusties: encomiéndate a Santa Angélica María del Perpetuo Socorro y verás que todo sale bien: ya ves que el juramento funcionó. Abrazos

    Me gusta

  11. Te aseguro que el mayor reto que tendrás es intentar comprender lo que digo. El acento cordobés es un arte, rapidez, economía, corte, risa, siseo y más siseo. Sí, lo reafirmo, tú mayor reto será comunicarte conmigo, jajaja. tenemos pendiente un relato….o cuento como lo llaman allá, jajaja.
    Bueno Israel, disfruta de tu aventura en avión, y recuerda que nos esperan grandes cosas. como ha dicho alguien, malas y buenas, de todos los colores, todo forma parte de lo mismo. Sentir y sentir. Sólo quedan quince días para saborear un año dedicado ÍNTEGRAMENTE a lo que amamos.
    Un abrazo, nos vemos pronto.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s