Cesare Pavese: palabras reunidas con el ansia de volver a la poesía

  • Se llevó a cabo un homenaje a Cesare Pavese en el centenario de su nacimiento en el Instituto Italiano de Cultura

Por Israel Pintor

DISTRITO FEDERAL, México, 06/11, (N22).- Fue celebrado Cesare Pavese, la noche de ayer en la biblioteca Gaspara Stampa del Instituto Italiano de Cultura de la ciudad de México (Francisco Sosa 77, Col. Villa Coyoacán, Coyoacán), las traductora de la obra poética completa de este autor, Elvia De Angelis, y Maria Cristina Secci, lectora en lengua italiana, conformaron la mesa que rindió homenaje a uno de los poetas más significativos del siglo pasado.

Durante este evento, que convocó a asiduos lectores de la obra de Pavese, se habló sobre la destacada participación del autor en la literatura universal, de sus rebeldes ideas políticas, su cuantiosa obra publicada, la melodía y prosa en su poesía, su gran labor como traductor, y su inmensa capacidad de representar la vida desde una forma muy particular. El evento se coronó con la realización de una serie de lecturas, en español e italiano, de algunos de sus más destacados poemas: “El verano”, “IV”, “Llueve”, “Sueño”, “La casa”, “Mañana” y “El dios-cabrío”.

Elvia De Agelis (Distrito Federal, 1949), poeta, ensayista y traductora, compartió sus impresiones sobre la obra de Cesare Pavese, luego de concentrarse durante cinco años en la traducción de la poesía completa de este autor:

“En sus poemas, Pavese nos concede un semblante profundamente humano. Desde sus primeras composiciones asombra y conmueve el estremecedor impacto que en su fina sensibilidad y su precoz inteligencia producen los hechos del cotidiano acontecer.

“Su poesía despierta, invariablemente, nuestra afectividad; hacia él como sujeto de poema, y hacia sus personajes desarrollamos hondos sentimientos mientras conocemos sus secretos, temores y sueños. Es esa intimidad que los rinde tan semejantes, tan humanos. La veracidad, en Pavese, es adhesión así como propósito literario.

“En la búsqueda de su propia voz, este autor encuentra lo que será el fundamento de su obra poética; lo señala en su diario El oficio de vivir: ‘He expresado la universalidad del mundo interior´. De modo que la realidad que desea plasmar se sustenta en la afinidad, en una identidad común, más verídica mientras más intrínseca.

“El relato poético es una suerte de estrategia discursiva, mediante la cual, Paves construye un puente entre lo que existe por sí mismo de manera concreta y su realidad interior. Se puede decir que el relato poético de Pavese tiene un espíritu épico porque en él confluyen los rasgos característicos de un grupo social y una época. Pavese es un épico moderno, cuyo planteamiento tiene gran actualidad si consideramos que el siglo XIX es el siglo de las grandes migraciones.

“Por otra parte, Pavese relata historias en las que destaca algún aspecto trascendental de la comunidad, describe características primordiales aceptadas colectivamente, y que tienen un valor cultural aglutinante, con el propósito de adentrarse en el carácter esencialmente poético del pensamiento primitivo. Realza una actividad humana significativa que se concentra en una figura retórica: los antepasados. Estar después de otro en la sucesión del tiempo y apresarlo en el presente significa extenderse en un continuo del pasado hacia el futuro.

“En cuanto a los personajes, la voz de Pavese es una vos singular de ecos sociales. Sus personajes tienen su sucesión en el tiempo. Existe un pasado arcaico poblado por un sinfín de seres, individuos dotados de una naturaleza espiritual, portadores de propiedades y de una dignidad incomparable. Pavese elige arquetipos y prototipos que los abarcan, atribuyéndole nobleza a la totalidad de la vida humana.

“También escribe sobre la gente de la gran ciudad, individuos anónimos que pululan por las calles, no duermen de noche y beben un caso de vino en un bar o café. Son los compañeros del presente, sus contemporáneos; como él, solitarios y desvalidos. Subsisten a pesar del desencanto. Caminan junto a él a lo largo de su obra poética planteando la contradicción entre campo y urbe, tradición y progreso, sociedad y atomización.

“Lo que caracteriza a la ciudad es esa soledad mortificante; los individuos han perdido esa confianza innata que proporciona un orden social conocido. Si en el campo cada rostro y cada cosa tienen historia, en la gran urbe todo es ipersonal y ajeno. Esa nostalgia de Pavese es una herida abierta que no puede sanar: el deseo de volver.

“Desde una perspectiva pavesiana, el amor es la fuerza primordial del espíritu. Constituye una actividad creadora, un movimiento de unión; la búsqueda de la armonía. Saca de su aislamiento al individuo y lo hace parte de una comunidad humana; es su primera expresión. Va de la mano de un ansia de verdad, un afán de ordenamiento, un impulso hacia lo bello. Es pura energía integradora. Para su mal, a lo largo de su historia afectiva, el amor será una infinita espera, una ilusión incumplida, una ofrenda negada.

“Uno de los aspectos más interesantes en la obra de Pavese es el tema de la muerte. Si para Platón la filosofía es una meditación de la muerte, para Pavese esa reflexión se produce en el ámbito de la poesía y está presente en toda su obra. El amor, concebido como un principio vital, lo reconcilia consigo y le da un sentido a su existencia. Como contraparte, la carencia de amor lo abisma en la nada, lo deja indefenso ante la dureza de la vida solitaria, la negación de sí mismo como si fuera prisionero en el mundo. En la serie total de acontecimientos, el suicidio de Cesare Pavese se vislumbra como un sentido último de la propia vida, una opción.

Texto tomado del ensayo “La imagen humana”, publicado en la Tercera reseña de ensayos internacionales de crítica pavesiana: Cesare Pavese: il mito, la donna e le due Americhe, Santo Stefano Belbo, Italia.

Al finalizar su basta y enriquecedora presentación sobre la vida y obra de Pavese, Elvia De Angelis enmudeció y conmovió al público asistente con una contundente frase que refleja la intensidad de su pasión por este autor: “Traducir la obra poética de Pavese es muy difícil, para lograrlo hay que amar su obra. Yo la amo”.

La poesía completa de Cesare Pavese (2001), le merece a De Angelis la distinción de Traductor Ilustre en el certamen internacional Premio Monselice, edición XXXIII (2002), en monseleice, Italia. Para más información, llamar al 5554-0044 ext. 112 o escribir a biblioteca.iicmessico@esteri.it

08/MAG

Publicado en Noticias 22

Anuncios

Un comentario en “Cesare Pavese: palabras reunidas con el ansia de volver a la poesía

  1. Amigo, muy buena tu reseña, me hubiera gusta ir a este homenaje, (soy un asiduo lector, y me encanta la poesia), si te soy sincero, nunca habia oido hablar de el, pero para eso estamos no?, para intercambiar lecturas, poetas, escritores, etc.

    Bueno eso seria todo, espero, pudas pasar algun dia por mi espacio, y podamos compartir algunas lectruras.

    Te mando un caluroso saludo, y pss esperare tu visita:
    http:/estoesloquepasapormimente.wordpress.com

    Zecko

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s