Wow, ¡gané!

Lo digo casi todo en el vídeo. Me tiemblan las manos al escribir, así que escribiré poco. Me hace muy feliz saber que podré compartir con todos ustedes mi más reciente trabajo narrativo. ¡Qué chido se siente! Merece la pena luchar por las pasiones y los sueños. La lucha es difícil y hay que tener paciencia, pero sobre todo hay que confiar en uno mismo y no quitar el dedo del renglón, aferrarse a su fe, sea ésta de la naturaleza que sea, y creer que un día el trabajo rendirá fruto.

Recibí la noticia al medio día. El corazón se me salía por la boca. Sigo sin creerlo. Ya pude hablar con el editor y toda la cosa. Me adelantó que para febrero, más o menos, tendría que haberse publicado el libro. Mañana se hará oficial la noticia en la prensa local y tal vez nacional. Yo, que no puedo contenerme, se los digo ya porque quiero celebrarlo con los amigos y la familia, así como con aquellos, pocos pero no menos importantes lectores de mi blog.

Lo celebro también con el punto fijo del techo, al que siempre miro y el que nunca me abandona. Qué grandeza la de aquel punto fijo del techo.

Pronto más noticias.

Tertulia y vino para celebrar mi primera novela

Gracias a todas las personas que me acompañaron ayer en la presentación de Las puertas del paraíso, mi primera novela. Aunque no lo pareciera, estaba francamente nervioso. Temblaba y todo… Me lo he pasado genial.

IMG_0418

Muchas gracias al Café del CICUS, en especial a Amanda y a Laura, que nos trataron a todos estupendamente.

He vuelto a ver a gente que admiro y quiero, amigos que a lo largo de los años, viviendo en esta ciudad hermosa y llena de contrastes, me han demostrado apoyo y cariño. Manuel Casado, JuanMa González, Juan Carlos Álvarez, Juan Carlos Vilches; verlos allí me alegró enormemente.

Fue genial rodearme de mis colegas del Máster en Escritura Creativa: Ana de Haro, Laura Redondo, Almudena López Molina, Bernabé Bulnes; el team Mercedes, narradores talentosos que desarrollaron, entre 2010 y 2012, como un servidor, sus trabajos de fin de máster bajo la asesoría de Comellas, una de las amables presentadoras, quien a nada de comenzar la presentación me demostró su fidelidad y apoyo confesándome que había rechazado presentar a un afamado escritor español (a los que todo el mundo conoce y de los que llenan a tope las salas de presentación) por estar conmigo y charlar sobre mi novela.

La presentación de Mercedes, a modo de entrevista, ha permitido que el evento fuera cálido y los asistentes se sintieran cercanos. Sus preguntas me ayudaron a explicar mejor el contexto en el que Las puertas del paraíso fue creada. Y me he sentido tremendamente halagado por sus comentarios.

También fue muy chulo escuchar a mi querido amigo Antonio Daniel García Orellana, quien hizo una lectura atenta de la novela. Espero poder compartir a través de este blog un fragmento de la bonita presentación que hizo. Me ha puesto tan alto que desde allí arriba me daba vértigo escuchar.

IMG_0414

Antonio Daniel García Orellana, y yo haciendo el tonto…

Me sentí reconfortado con la presencia de mis amigos queridos, Samantha Sánchez, Raúl y Juan Chacón, a quienes quiero con un cariño difícil de medir y quienes han vivido muy de cerca el periodo de mi vida en que Las puertas del paraíso se estaba cocinando. A ellos tres, un beso y agradecimiento especial.

IMG_0415

A la izquierda: Antonio Daniel García Orellana. A la derecha: Mercedes Comellas. Al centro yo: encogido por los nervios. Ja.

IMG_0405

Y para no perder la costumbre: una foto en plan “heme aquí con mis libros”. De subidón total.

Y para acabar de pasar lista, pero no dejándolos al final por menos importantes, sino al contrario, porque su presencia ha sido un motivo de orgullo y satisfacción, agradezco a mis ex alumnos Raymundo Lion, Eduardo Parody, Agustín López-Raya y Alejandro Martínez.

Espero que no se me haya pasado nadie. Y quédense pendientes, porque este año trabajaré, por fin, en el guión de esta historia que siempre ha querido ser película, pero que los azares de la vida me llevaron a convertir primero en novela.

¡Óle tus huevos, Charlie Sheen!

Este actor ya está en mi lista de las personas más valientes que he conocido. Me indigna el modo el que los medios de comunicación han tratado las declaraciones que revelan su estado de salud, pero lo que más me indigna es que vivamos aún en un mundo en el que las personas extorsionen y discriminen a alguien por su estado de salud y en consecuencia la persona se vea obligada a hacer pública ésta condición para evitar más extorsiones (aunque no pueda evitar la discriminación). Gracias a la enorme valentía de este actor, quizá el mundo empiece a comprender cuán ridículas son sus exclamaciones y asombros ante la realidad del VIH, y tal vez también los medios de comunicación, de una vez por todas, aprendan a tratar el tema de una manera responsable y respetuosa. No voy a pasar por alto la enorme cagada del Grupo Reforma en México, del cuál me llegan noticias a través de Facebook, que a través de su periódico Metro ha discriminado públicamente al actor. ¡Qué puto asco me da!
Bravo, Charlie Sheen. Como dicen en España: ¡Óle tus huevos!